30 octubre, 2020 Carles Vall

Tu nave industrial desmontable, ¿de compra o alquiler?

Tu nave industrial desmontable, ¿de compra o alquiler?

A diferencia de lo que sucede con las naves industriales convencionales, las naves desmontables pueden adquirirse en modalidad de alquiler, antes de su construcción. Dicho de otra forma, puedes solicitar una nave industrial a medida y totalmente personalizada, sin adquirirla en propiedad. Cosa que con una nave convencional sería impensable.

Todas las compañías deben adaptarse a estas medidas si no quieren arriesgarse a un contagio masivo que les obligue a detener su actividad y ver mermada su reputación. Pero, por su tamaño, hay empresas que directamente no tienen espacio para cumplir con la normativa.

VALL nave industrial desmontable - comprar o alquilar

Pero, ¿en qué situaciones conviene más alquilar?

Sobre todo, cuando tus necesidades son muy limitadas en el tiempo. Por ejemplo, si la nave tiene que cubrir una actividad comercial mientras el edificio definitivo está en obras, como sucede en el proceso de remodelación de un mercado. También cuando tu nave está destinada a cubrir necesidades generadas por una situación extraordinaria. Como un comedor para trabajadores durante la pandemia de COVID-19 (Más info aquí).

En estos casos tan específicos y delimitados, no tendría sentido adquirir una nave industrial desmontable en propiedad, ya que es muy improbable que la vuelvas a necesitar.

Las ventajas de las naves industriales desmontables

No obstante, las naves desmontables también tienen otra gran ventaja, frente a las convencionales, que las convierten en un activo muy interesante de inversión: son naves que se pueden desmontar y volver a montar en cualquier otro lugar. Es decir, puedes comprarla y usarla en una ubicación concreta, y después venderla para su uso en ese mismo emplazamiento o en el que su nuevo propietario desee.

VALL nave industrial desmontable - comprar o alquilar

Entonces, según esto, ¿Cuándo es mejor comprar?

Comprar una nave industrial desmontable siempre es un buen negocio. Sobre todo, cuando la función que debe desempeñar es de duración indefinida o prolongada. Por ejemplo, un aumento de la producción o del stock. La nave podría no ser necesaria durante mucho tiempo, pero la verdad es que es imposible saber durante cuánto tiempo deberás producir o almacenar de más.

También deberías adquirirla de compra si le vas a dar un uso permanente. Las naves desmontables, a día de hoy, tienen prestaciones muy similares a las convencionales. Deberías considerarla detenidamente si estás arrancando un negocio y necesitas una solución económica y eficiente de espacio cubierto. También si vas a llevar a cabo una ampliación.

banner - MaxiSpace

Las naves industriales desmontables se adaptan mejor a tus necesidades

Piensa que una nave industrial desmontable puede crecer o decrecer según las necesidades que vayan surgiendo. Así que, si en algún momento necesitas variar el tamaño de tu espacio, podrás hacerlo de manera rápida y económica.

Y si un día necesitas vender tu empresa, aumentarás tus posibilidades de venta, ya que podrás vender el terreno edificado, o el terreno por un lado y la nave por el otro.

VALL siempre trabaja con las mejores calidades

Aunque, por supuesto, para que el negocio resulte rentable y la nave tenga un ciclo de vida largo, es imprescindible contar con las mejores calidades y un trabajo altamente profesional, como el que realizamos en VALL.

Recuerda que ante la duda de si comprar o alquilar una nave industrial desmontable, puedes contar con el asesoramiento personalizado de nuestros profesionales. Para que no pagues de más ni te conformes con menos.

VALL comprar o alquilar