4 agosto, 2020 Roger Vall

Vall contribuye en el proyecto ITER con su nave Maxispace

VALL contribuye en el proyecto ITER con su nave MAXISPACE: ITER es el proyecto energético más ambicioso del mundo, en este momento. Un proyecto que los países europeos comparten con otros seis países de todo el mundo, y que se desarrolla en Cadarache, Francia.

El proyecto ITER pretende replicar el proceso de fusión nuclear que se produce en las estrellas para generar energía. Un modo limpio, seguro e inagotable de producir electricidad, que desplazaría a los combustibles fósiles y nos permitiría olvidarnos de los desechos radioactivos.

Vall proyecto ITER con nave Maxispace

Colaboración con Dalkia

Todos los países participantes han colaborado con aportaciones materiales, tanto en la preparación del terreno, las infraestructuras o la fabricación de las piezas que conformarán el enorme reactor. Es en esta última área, en la fabricación del reactor tipo tokamak, donde España ha colaborado. Sin embargo, en VALL hemos tenido el honor de colaborar en el proyecto de la mano de Dalkia, la empresa francesa responsable de la Gestión de Energía e Instalaciones del proyecto ITER.

Este año, 2020, es el escogido para iniciar el ensamblaje del reactor. Las piezas y los materiales llegan a Cadarache desde todos los rincones del mundo. Y ahí se almacenan, se gestionan y se redistribuyen por todo el complejo, para empezar la fase más delicada del gran proyecto.

banner-MaxiSpace

MAXISPACE para uso logístico, de almacenaje e, incluso, trabajos de minería.

En esta situación, la labor de VALL ha consistido en crear una nave MAXISPACE para uso logístico, de almacenaje e, incluso, trabajos de minería que pudieran requerirse. La nave cuenta con 38 metros de ancho, 35 de largo y 12 de altura lateral. Y su elemento más significativo es la mega puerta de 30 metros de ancho que confiere a la construcción una enorme versatilidad de uso.

La mejor opción, MAXISPACE

La zona escogida para el desarrollo del proyecto ITER es una zona con gran estabilidad climática y baja incidencia sísmica. Unas condiciones medioambientales en las que, a priori, no parecería necesario aplicar soluciones de una resistencia tan superior como la de nuestra MAXISPACE. Sin embargo, la altura libre requerida para este edificio, el valor del proyecto y la enorme precisión con la que debe tratarse cada pequeño detalle, sí precisan de las propiedades específicas que solo MAXISPACE ofrece en el mercado.

Vall proyecto ITER con nave Maxispace

Pieza arquitectónica de larga duración

Su fuerza y su resistencia soportarán cualquier tipo de actividad, dentro de una estructura absolutamente diáfana. Y proveerán de la máxima seguridad a las personas y los materiales que lo transiten. Su perdurabilidad, además, la convierte en una pieza arquitectónica de larga duración, que acompañará al proyecto ITER todos los años que sea necesario.

Todo ello, por supuesto, con las ventajas de las naves industriales desmontables VALL: unos acabados de alta calidad, un fácil mantenimiento, un coste asequible, un gran respeto medioambiental, y la posibilidad de desmontarla y trasladarla a otro lugar, si fuera necesario en alguna de las delicadas fases de construcción y puesta en marcha, que vendrán en los años venideros.

Vall proyecto ITER con nave Maxispace