12 junio, 2020 Roger Vall

Puntos de exposición y venta con identidad corporativa

Puntos de exposición y venta con identidad corporativa: Pocas veces, cuando la gente piensa en un edificio visualmente corporativo se imagina una nave industrial desmontable.

Los edificios con identidad corporativa suelen imaginarse como imponentes obras de arquitectura convencional, repletas de elementos arquitectónicos innovadores.

Pero eso, normalmente, solo suele aplicar a las sedes centrales de las grandes corporaciones. Muchas empresas necesitan de un amplio abanico de edificios para poder producir, gestionar, distribuir y promover sus servicios o productos. De estos establecimientos, los dedicados a la producción y la distribución no suelen necesitar grandes señas corporativas. Sin embargo, los puntos de exposición y venta de productos (e incluso los administrativos) sí suelen merecer algo más de atención estética. Una visual que invite ya, desde el exterior, a entrar y disfrutar de lo que guarda en su interior.

Puntos de exposición y venta con identidad corporativa

Un buen ejemplo de este tipo de compañías serían las del sector automovilístico

Manejan un producto grande y costoso, que requiere de un tipo de espacio muy concreto para ser expuesto: amplio, diáfano, con grandes accesos y escaparates. Fácil de limpiar, bien ventilado y acogedor. A veces, estos edificios necesitan acabados que transmitan prestigio, calidad, incluso lujo. Otras veces, se requieren materiales que ofrezcan robustez y comodidad. En algunas ocasiones, incluso, precisan de algún elemento arquitectónico que se relacione con la marca, como una enorme marquesina ondulada o una estructura genuina como podría ser un edificio circular. Y lo que sí necesitan prácticamente siempre es un uso específico de los colores y los materiales en su revestimiento. Elementos decorativos que se relacionen con la marca y logotipos de gran tamaño en sus fachadas.

En VALL hemos desarrollado numerosas naves industriales desmontables para su uso como centros de exposición, venta, recintos feriales y mercados provisionales.

Y el reto de estos espacios siempre ha sido encontrar esa peculiaridad estética que precisa cada proyecto. Ya que, a nivel funcional, con nuestras naves se cubren todas las exigencias, requerimientos y normativas.

banner-ecospace

Para cumplir con las necesidades estéticas, lo más importante es entender al cliente y el valor de su marca.

En VALL, además, sumamos la atención por el detalle, una amplia gama de soluciones fabricadas ad-hoc y la experiencia que hemos adquirido a lo largo de los años, incluyendo nuevos materiales, nuevos elementos, nuevas soluciones y nuevos acabados. Ampliando las posibilidades de las naves industriales desmontables, desde lo puramente funcional a lo estéticamente imponente.

Además, el reducido coste de este tipo de edificios, su facilidad y velocidad de construcción y mantenimiento, y la posibilidad de desmontarlos, trasladarlos, venderlos o, incluso, dejar de alquilarlos cuando ya no se los necesita, los convierten en una opción ideal para el sector de las ventas y las exposiciones, tan cambiante y dinámico.

Carpas industriales desmontables con identidad corporativa

Por eso, en VALL ponemos a disposición de nuestros clientes toda nuestra capacidad de investigación, desarrollo, fabricación y montaje: para que cualquier proyecto que se imagine se pueda materializar.

Espacios logísticos para empezar a trabajar ya