18 junio, 2020 Vall

Naves industriales desmontables que ayudan al crecimiento

Naves industriales desmontables que ayudan al crecimiento: La situación de emergencia sanitaria que acabamos de vivir con el COVD-19, ha puesto en valor los recursos y productos más básicos de nuestro ciclo de consumo.

Seguramente, el papel higiénico haya sido el gran protagonista de esos primeros días de confinamiento. Pero otro material, también producido con celulosa, ha cogido el relevo en el medio plazo: el cartón.

El cartón es necesario

El cartón es necesario para la distribución de productos alimenticios, farmacéuticos y de higiene, precisamente, los productos más básicos en época de confinamiento. Y desde el principio de la pandemia, fabricantes y asociaciones del sector asumieron la responsabilidad de seguir funcionando para garantizar la distribución de materiales y productos esenciales.

Naves industriales desmontables que ayudan al crecimiento

Las ventas en el sector del cartón ya llevaban un progreso ascendente en 2019. Las compras online han hecho mucho en ese sentido. Ahora, con el confinamiento, este tipo de consumo se ha disparado, así como el consumo de productos relacionados con la salud y la higiene que, por norma general, se empaquetan en cajas.

Tal ha sido el aumento en el sector del cartón que el fabricante español ProCarton ha tenido que ampliar sus espacios de almacenaje en Arganda del Rey, Madrid, con 2 naves industriales desmontables modelo AluSpace de VALL.

Cubre las necesidades temporales

En este contexto, podríamos entender la adquisición de naves industriales desmontables como un recurso temporal para cubrir las necesidades que puntualmente se han generado en esta situación. Sin embargo, no se prevén grandes cambios en los nuevos hábitos de consumo de la sociedad. Los productos de higiene y sanitarios seguirán teniendo gran relevancia, al menos, durante el próximo año. Y el comercio electrónico se ha asentado como una vía segura para comprar.

banner-AluSpace

De hecho, las 2 nuevas naves AluSpace adquiridas por ProCarton solo son una ampliación de otras dos naves industriales desmontables VALL, que la cartonera ya posee.

Porque las naves industriales desmontables pueden desmantelarse si dejan de ser necesarias.

Incluso, pueden reducirse de tamaño si la demanda desciende. Pero, sobre todo, porque son una opción económica, altamente eficiente para el almacenaje del cartón. Son amplias, diáfanas, aprovechan el espacio al máximo para manejar vehículos de carga en su interior. Están perfectamente aisladas, mantienen una atmósfera estanco idónea para la conservación del cartón. Además, en este caso concreto, la cubierta traslucida hace posible trabajar en estos espacios sin necesidad de instalar iluminación eléctrica, con el consecuente ahorro que conlleva.

Naves industriales desmontables que ayudan al crecimiento

Ahorro, eficiencia, seguridad y confort son las pautas que en VALL hemos aplicado para la conservación del material en la industria del cartón. Y seguiremos trabajando desde la investigación y el desarrollo para cubrir todas las necesidades de nuestros clientes. Sea cual sea su sector o su reto.

Naves industriales desmontables que ayudan al crecimiento