22 enero, 2020 Roger Vall

Mercados provisionales que mejoran el comercio de proximidad

Mercados provisionales que mejoran el comercio de proximidad

Una de las áreas de trabajo de VALL son los mercados provisionales desmontables. Los mercados forman parte de nuestra tradición, son puntos de encuentro social y suelen ser edificios emblemáticos, normalmente, muy antiguos. A veces, estos edificios resultan incómodos para las nuevas actividades que se dan en los mercados o, simplemente, están tan viejos que podrían llegar a no ser seguros. Acometer una reforma en edificios tan grandes, antiguos y generalmente protegidos, suele conllevar años de obra.

Ayudamos a ayuntamientos y asociaciones de comerciantes

En VALL ayudamos a ayuntamientos y asociaciones de comerciantes a mantener vivos estos mercados mientras su ubicación histórica se reforma. Para ello, construimos un tipo de carpa muy específico, adaptado a necesidades comerciales y de entretenimiento. Es importante remarcar esto: un mercado provisional desmontable es mucho más que una carpa compartimentada. Es un espacio vivo que invita a vecinos y visitantes a entrar, pasear, disfrutar del producto de proximidad y entretener a toda la familia.

Mercados provisionales que mejoran el comercio de proximidad

El mercado provisional de l’Abaceria

Un buen ejemplo de este tipo de construcciones es el mercado provisional de l’Abaceria, en el emblemático barrio de Gracia, en Barcelona. El mercado debía cerrarse para retirar el amianto de su característico techo y actualizar las áreas de ocio y comercio. La duración de las obras era indeterminada, entre 2 y 4 años. Demasiado tiempo para los pequeños comercios que albergaba. El ayuntamiento optó por instalar un mercado provisional en el hermoso Paseo de San Juan.

banner-ecospace

Teníamos que construir una carpa que no pareciera una carpa en absoluto. Tenía que ser bonita, dinámica y moderna. Construimos un espacio de 1.900 metros cuadrados que albergaría 43 establecimientos alimentarios en su interior. Abrimos los laterales de la carpa para convertirlos en 13 aparadores exteriores, para productos no alimentarios. Puestos a los que se accede sin entrar en el mercado.

Añadimos un altillo de 400 metros cuadrados. En éste se ubicaría la oficina de administración y un espacio para actividades lúdicas y culturales. Todos los meses, se realizan actividades en su interior e inmediaciones y se ha convertido en un punto más de ocio y entretenimiento para los vecinos de Gracia.

Más vivo y mejor organizado

La transición para los comerciantes no fue sencilla, por su puesto: el traslado, adaptarse al nuevo espacio… Sin embargo, todos coinciden en que el cambio ha sido para mejor. Este nuevo espacio provisional y desmontable recibe más visitas, está más vivo y mejor organizado.

No tenemos ninguna duda en que el nuevo edificio remodelado de l’Abaceria cumplirá con creces las expectativas, y que su estructura y nuevas instalaciones serán modernas, dinámicas y llenas de vida. Para ayudar a todos estos comercios, vecinos y ayuntamientos a mejorar su comercio de proximidad, VALL pone a su disposición toda su experiencia y sus amplios conocimientos de construcción, estética y tendencias.

firma Roger Vall