20 mayo, 2020 Vall

Los 6 requisitos técnico-sanitarios que hacen de la nave industrial desmontable el mejor almacén agroalimentario

Los 6 requisitos técnico-sanitarios que hacen de la nave industrial desmontable el mejor almacén agroalimentario: Los almacenes de productos alimentarios se rigen por estrictas normas técnico-sanitarias que regulan tanto la construcción del espacio como el modo en el que éste debe ser usado.

En VALL siempre seguimos escrupulosamente estos requerimientos, cada vez que construimos una nave industrial desmontable con esta finalidad. Y tras años levantando y mejorando este tipo de almacenes, tenemos la experiencia suficiente para sintetizar las 6 propiedades técnicas que convierten nuestras naves en almacenes agroalimentarios, eficientes, sostenibles, reglamentarios y muy rentables:

 

En qué se puede convertir una nave industrial desmontable en un puerto

 

1. Los materiales de construcción

La normativa vigente establece que los materiales que se usen para la construcción de los almacenes en ningún caso deben ser susceptibles de originar intoxicaciones o contaminaciones. Además, tienen que ser impermeables (excepto cuando no sea aconsejable), no absorbentes, antideslizantes, resistentes e incombustibles, de fácil limpieza y desinfección, que no se deterioren en los procesos de limpieza.

En este aspecto, todos los materiales con los que trabajamos (lona, aluminio, acero) son inertes e higiénicos, impermeables, altamente resistentes y se les puede dar tratamientos específicos para reducir su combustibilidad al mínimo.

2. Separación con el suelo exterior

Los pavimentos de los almacenes que comunican directamente con el exterior deben estar elevados, al menos, 20 centímetros y, en su defecto, se debe interrumpir, de manera eficiente, la continuidad con el suelo exterior.

Las naves industriales se pueden construir con esa distancia requerida o a ras de suelo. En este último caso, todos los accesos se pueden complementar con elementos de barrera que protejan el interior de la nave.

banner-ecospace

3. Ausencia de huecos

No deben existir huecos en paredes y techos donde puedan anidar animales, y en caso de instalar sistemas de iluminación y ventilación, estos no deben ser susceptibles de acumular suciedad y polvo.

En este aspecto, la sencillez estructural de la nave industrial desmontable genera escasos recovecos que puedan convertirse en puntos de suciedad e infestación, siempre que se mantenga una limpieza adecuada.

Además, las cubiertas traslúcidas de VALL permiten el paso de luz natural suficiente para trabajar sin necesidad de luz artificial. Y los sistemas de ventilación, cuando se requieren, se instalan en el exterior de las naves, de manera que pueden limpiarse y desinfectarse sin afectar al espacio interno.

4. Dimensiones apropiadas a cada caso

Los almacenes deben ser de tamaño suficiente para el uso al que se destina, sin que se acumule un exceso de producto almacenado o genere dificultades para su manipulación por parte del personal.

Nuestras naves pueden tener todos los metros que se necesiten para cada tipo de producto agroalimentario. Además, no necesitan pilares intermedios para sostener la estructura, lo que permite total libertad de movimiento y organización, dentro de un espacio completamente diáfano, sin barreras ni obstáculos.

5. Muelles de carga reglamentarios

Los muelles de carga, cuando los hay, deben estar pavimentados, evitar encharcamientos y contar con la inclinación adecuada para el corrimiento de aguas. En algunos casos podrían exigirse pocetas con desinfectante para su paso por ella de las ruedas de los vehículos y las suelas del calzado de los operarios.

Todos ellos, requisitos fácilmente asumibles en VALL , donde construimos muelles de carga a medida, en tamaño y especificaciones.

6. Conservación de los alimentos

En base al producto agroalimentario que se almacene, la nave debe mantener la temperatura y humedad relativa adecuadas, así como una conveniente circulación del aire, para evitar alteraciones que puedan resultar perjudiciales para los alimentos. Igualmente, tiene que proteger los productos de la acción directa de la luz solar y las corrientes de aire.

 

En qué se puede convertir una nave industrial desmontable en un puerto

 

Tanto la composición de los materiales que usamos en VALL , como el modo en que ensamblamos las piezas, garantizan un alto índice de aislamiento y estanqueidad, que permiten el apropiado control del ambiente interno del almacén.

Sumando a todo ello nuestros tratamientos anti-condensación y de protección a los rayos UV, las naves VALL se convierten en espacios de conservación perfectos para alimentos.

Pero en VALL no solo cumplimos con todos los requerimientos técnico-sanitarios y las necesidades específicas de cada proyecto. También trabajamos cumpliendo con todos los certificados de calidad necesarios en este sector.

Espacios logísticos para empezar a trabajar ya