8 julio, 2020 Roger Vall

¿Dónde puedes almacenar el exceso de stock?

Dónde puedes almacenar el exceso de stock: En los sectores de producción y fabricación es especialmente importante mantener un flujo equilibrado entre las cantidades que se ofertan y las que se demandan. A veces, hay que ir con cuidado para no producir mucho más de lo que se está vendiendo. Pero, otras veces, se debe tener previsto un repunte en los pedidos.

A veces se dan circunstancias excepcionales, sucesos inesperados que puede disparar la necesidad de un producto concreto. O, al contrario, provocar que su consumo se congele completamente.

Dónde puedes almacenar el exceso de stock

Soportar un exceso de stock

A diferencia de lo que sucede en el sector de los servicios, en producción y fabricación, cuando el mercado se paraliza, se debe soportar un exceso de stock que no se va a vender. Este material debe almacenarse adecuadamente para que no se estropee durante el tiempo que se quede inmovilizado.

Algo parecido sucede cuando se produce un aumento sustancial en la demanda de tu producto. Ya sea porque se ha popularizado repentinamente en el mercado, su consumo se ha disparado o te has convertido en proveedor de una compañía con alta demanda. En estos casos también es necesario aumentar el espacio de almacenaje, para conservarlo adecuadamente hasta el momento de su distribución. Para todos estos casos, lo más recomendable es adquirir una nave industrial desmontable.

banner-MaxiSpace

Nave industrial desmontable

Tiene propiedades generales muy similares a las naves convencionales de obra, pero sus costes y tiempos de producción son mucho más reducidos. La amplia gama de prestaciones que desarrollamos en Vall, además, nos permite aportar a cada nave el nivel de rigidez, aislamiento, estanqueidad y adaptabilidad que necesita para garantizar el almacenaje óptimo del producto que guarda.

Posibilidad de ampliar o reducir según cambien las necesidades

Pero el principal atractivo de este tipo de naves, cuando hablamos de almacenar stock, es que pueden ampliarse o reducirse según cambien las necesidades de la empresa. Puede adquirirse en modalidad de alquiler, para cubrir un aumento puntual del stock. O se puede recurrir a la compra, en el caso de que el aumento sea indefinido. En ambos casos, la nave puede escalarse o trasladarse, si llegara a ser necesario.

Dónde puedes almacenar el exceso de stock

Un activo de inversión

En este punto es importante recordar que la compra de una nave industrial desmontable es, hoy en día, un activo de inversión. Su condición desmontable y trasladable hace que sea un producto susceptible de revenderse y reinstalarse. También de modificarse para adaptarse a su nuevo uso. Y por supuesto, tiene un gran valor en el modelo tradicional de reventa o alquiler en su estado y ubicación originales.

banner-AluSpace

En VALL garantizamos gran calidad e innovación en cuanto a materiales, procesos de fabricación y montaje, para ofrecer las mejores prestaciones, estructuras más estables y construcciones, en general, mucho más eficientes. Para que tu almacén, temporal o permanente, sea siempre un buen negocio.

Naves industriales desmontables grandes y fuertes para crecer rápido