2 septiembre, 2019 Roger Vall

Convierte tu nave desmontable en un espacio confortable

Si estás pensando en instalar una carpa industrial o nave desmontable en la que se almacenarán productos sensibles a las temperaturas o que vayan a ser usadas principalmente por personas, necesitarás optimizar el comportamiento térmico del interior de tu instalación. Tendrás que crear un ambiente climáticamente confortable.

La medida básica para obtener un ambiente confortable es elegir los materiales que mejor vayan a aprovechar las condiciones externas de la carpa o la nave. Para ello tendrás que tener en cuenta el lugar en el que la vas a instalar y el uso que le vas a dar, determinando si lo que necesitas es conservar una ambiente más frío o más cálido que el del exterior.

Si lo que deseas es mantener una temperatura similar a la del entorno, los cobertores textiles más sencillos te permitirán aprovechar mejor las condiciones de humedad y temperatura externas. Pero si lo que necesitas es crear una atmósfera contrastada a la exterior (es decir, notablemente más fría o más cálida), los cobertores metálicos o sistemas de doble lona, como el Thermo Wind Safe de Grup Vall, te permitirán aislar eficientemente tu instalación de las condiciones que le rodeen.

Si optas por una cobertura textil sencilla, debes tener en cuenta las diferentes variedades de lona que existen en el mercado, en cuanto a grosor y opacidad: mientras que un cobertor translúcido te permitirá aprovechar la luz y el calor exterior, una lona opaca te protegerá de dicha luz y calidez.

De este modo, si lo que quieres es aislar un espacio del calor del verano, te interesará instalar una lona de gramaje y opacidad superiores. Sin embargo, si lo que deseas es mantener algo de calidez en otoño o primavera, te convendrá utilizar un cobertor más fino y translúcido.

Recuerda que, si decides usar un cobertor textil, el color se convertirá en un factor de cierta relevancia, puesto que no solo incide sobre la estética o el impacto medioambiental de tu instalación en el entorno, sino que también variará el nivel de absorción de luz y calor exterior.

En el caso de que necesitaras aislar tu carpa industrial o nave desmontable, de manera drástica, de las condiciones climáticas externas, una lona sencilla no será suficiente. Necesitarás un sistema textil más complejo, como el TWS de doble lona con cámara de aire, que no solo ofrece un alto aislamiento térmico, sino que también le dará estabilidad a la carpa o nave; especialmente recomendable para estructuras ligeras expuestas al viento o la nieve.

Y si tu estructura, además de necesitar de un fuerte aislamiento, es una instalación grande y robusta, deberías optar por el panel de sándwich o la chapa de acero.

En el primer caso, directamente, se añade un núcleo aislante entre las caras metálicas de los paneles, creando una temperatura totalmente propia. En el caso del perfil grecado de chapa de acero, sus propiedades aislantes se pueden reforzar añadiendo una lámina anti condensación que te permitirá crear una humedad y climatología únicas para tu espacio.

Si tu nave desmontable o carpa industrial necesita de unas condiciones térmicas específicas, en Grup Vall estudiaremos y trabajaremos tu caso para optimizar el rendimiento, el coste y la confortabilidad de tu instalación.

firma-Roger-grupvall