12 septiembre, 2019 Carles Vall

Cómo hacer de una nave desmontable un centro logístico

Las naves industriales desmontables actuales permiten una cantidad infinita de usos.

En sí, solo es un espacio cubierto, estable y resistente, en el que poder desarrollar cualquier tipo de actividad. Y una de las actividades más demandadas, hoy en día, son los centros de logística, ya sean adheridos a una fábrica en la que se produce el producto a almacenar, o porque la empresa se dedica a la importación y distribución de productos fabricados fuera que necesitan de un punto de almacenaje y distribución.

Pero, ¿puede una nave desmontable convertirse en el centro logístico que necesitas?

Por supuesto. Una nave industrial desmontable, de hecho, puede convertirse en cualquier tipo de centro logístico y, gracias a su gran versatilidad, su bajo coste y su breve proceso de construcción, probablemente, sea también la opción más recomendable para este fin.

Cómo hacer de una nave desmontable un centro logístico"

Cabe recordar que las naves industriales desmontables pueden alcanzar gran altura de almacenaje, esencial para aprovechar al máximo la capacidad de todos y cada uno de sus metros cuadrados.

Pero, para que esta construcción se convierta en un auténtico centro logístico, necesitarás dotarlo de los complementos necesarios, como muelles de carga, portones elevados, rampas, sistemas de protección y seguridad, una adecuada iluminación, aislamiento térmico y climatización, si el tipo de material almacenado requiriera de temperaturas especiales, y, si se trata de un centro puramente logístico, no adherido a una fábrica o centro de oficinas, podrías llegar a necesitar un despacho dentro la estructura.

En Grup Vall, los muelles de carga se construyen a medida de las necesidades de cada negocio, para bultos de cualquier tamaño y con acceso para todo tipo de tráileres.

Lo complementamos con plataformas con rampa de carga para trasladar los bultos de la nave al interior del tráiler, y viceversa, o incluimos abrigos retráctiles a los portones para proteger la mercancía y a los trabajadores de la climatología externa, en el momento de cargar o descargar los camiones.

Nuestros sistemas de protección y seguridad no solo incluyen medidas de seguridad para productos y trabajadores, como una correcta iluminación, salidas de emergencia y luces de seguridad, sino que también velamos por la correcta conservación de la estructura, añadiendo protectores para los contornos interiores y exteriores, esquinas, puertas, paredes y pilares, que protejan a éstos de los daños que los vehículos o máquinas, que trabajen en el interior y exterior de la nave, puedan provocar.

Sin embargo, a pesar de todos los elementos estándares a tener en cuenta a la hora de construir un centro logístico, cada proyecto tiene sus propias peculiaridades y necesidades especiales, por eso, en Grup Vall nos adaptamos a cada cliente, cada terreno y cada construcción, para seguir innovando y avanzando en calidad y prestaciones.