4 febrero, 2020 Roger Vall

Cómo adaptar una carpa industrial a unas condiciones adversas

Cómo adaptar una carpa industrial ligera a unas condiciones adversas: Últimamente nos hemos encontrado sumergidos en un proyecto con unas condiciones muy concretas que, en casos habituales, habrían supuesto cierta complejidad. Por suerte, en VALL tenemos experiencia enfrentándonos a retos poco convencionales.

Construir una carpa industrial en condiciones adversas

En este caso tuvimos que construir una carpa industrial Ecospace frente a una de las costas más inclementes de la península ibérica. Justo en el punto de encuentro entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico.

Cómo adaptar una carpa industrial a unas condiciones adversas

Una nave Ecospace tiene la cualidad de estar construida totalmente de lona, en su cubierta y sus laterales, sobre una estructura de aluminio. Es el modelo más ligero, económico y rápido de montar de nuestro catálogo.

Además, estas carpas industrial se caracterizan por no alterar el entorno. Para su construcción no se modifica el terreno ni sus propiedades, de manera que, una vez finalizado su uso y desmontada la carpa, el lugar que ocupó mantiene su aspecto y características. Una cualidad relevante a la hora de trabajar en zonas de cierto valor o sensibilidad medioambiental.

Pero, entonces, si este tipo de carpa industrial no se ancla al terreno ni está fabricado con materiales rígidos y pesados, ¿es la mejor opción para un terreno salvaje afectado por fuertes fenómenos meteorológicos?

Si se hace bien, sí.

VALL siempre trabaja con mediciones precisas y análisis profesionales. Por eso, podemos adaptar todas nuestras carpas y naves desmontables a cualquier tipo de localización.

En este caso en concreto, la superficie total construida se cubrió con dos carpas independientes, una de 4.000 metros cuadrados y otra de 2.800 metros cuadrados.

banner-ecospace

Test de arranque

En los test de arranque se determinó que cada pata de estas naves precisaba de un lastre adicional de 2.400 kilogramos, de manera que los fuertes vientos no alteren la normalidad de la actividad que se desarrollara en su interior y, por supuesto, garantizar la seguridad de los materiales y las personas que albergue.

Para ello, colocamos lastres externos, fijados a cada una de sus aristas, en posición triangulada, para aumentar la estabilidad de la estructura.

Cómo adaptar una carpa desmontable ligera a unas condiciones adversas

Versatilidad y flexibilidad

Estas carpas industriales desmontables son una demostración de la gran versatilidad y flexibilidad de las construcciones no permanentes, su alta resistencia y su naturaleza poco intrusiva con el entorno.

En VALL conocemos bien las posibilidades y los límites de cada uno de nuestros productos y servicios. Trabajamos constantemente por aumentar las prestaciones, suprimir debilidades y reforzar sus cualidades, para poder cubrir cualquier tipo de necesidad, en cualquier terreno, ante cualquier tipo de inclemencia.

firma Roger Vall