28 abril, 2020 Vall

Cómo debe ser un almacén de cartonajes y papel

Cómo debe ser un almacén de cartonajes y papel: El papel y los cartonajes son productos de origen orgánico, especialmente sensibles a la humedad, el calor, la luz, el polvo y el fuego. Es uno de los materiales más comunes en el entorno doméstico e industrial y, probablemente, uno de los que mayor atención requiera en su conservación.

El cartón y el papel son materiales con excelentes propiedades que podrían perderse fácilmente si no se almacenan considerando todos estos aspectos:

  • Ni demasiado frío, ni demasiado calor.
  • Mínima incidencia posible de rayos UV.
  • Mínima exposición al polvo.
  • Aislamiento absoluto al agua y la humedad.
  • Máxima prevención contra el fuego.

Teniendo en cuenta estos parámetros, las naves industriales desmontables son una de las mejores opciones para almacenar y gestionar este tipo de materiales. Concretamente, muestra tres grandes ventajas frente a las naves de obra: protege de los rayos ultravioleta sin necesidad de instalaciones adicionales, ofrece más espacio por metro construido, y su construcción es mucho más económica y rápida.

Imprescindible contar con una fuente de luz

Para poder manejar un almacén de cartonajes o papel es imprescindible contar con una fuente de luz. Sin embargo, los rayos UV emanan tanto de la luz natural como de la artificial, salvo de la iluminación LED condicionada para este tipo de protección. Por eso, en el caso de las naves de obra, lo recomendable es instalar esta iluminación LED.

Cómo debe ser un almacén de cartonajes y papel

Cubierta translucida

En las naves industriales desmontables, sin embargo, existe la posibilidad de instalar una cubierta traslúcida que permita el paso de luz suficiente para trabajar, impidiendo el paso de los rayos ultravioleta. Una solución económica, sostenible y eficiente que, bien fabricada e instalada ofrece un nivel de seguridad y estanqueidad que nada tienen que envidiar a las construcciones de obra.

Estanqueidad y aislamiento

Las naves industriales desmontables ofrecen todas las propiedades de estanqueidad y aislamiento necesarias para la perfecta conservación de estos materiales. Aísla el papel y el cartonaje de la humedad, la condensación, la acumulación de polvo, la proliferación de hongos y la entrada de insectos. Permiten la instalación de sistemas de ventilación y control de la temperatura. Pero, sobre todo, permiten un aprovechamiento completo del espacio construido, ya que los elementos de construcción ocupan un espacio mínimo y permiten la rigidez y resistencia suficientes para evitar el uso de columnas y pilares internos, convirtiéndose en grandes espacios logísticos totalmente diáfanos.

Cómo debe ser un almacén de cartonajes y papel

En VALL, además, trabajamos con una gran variedad de materiales y tipologías que nos permite adecuar todas estas propiedades a las necesidades específicas de nuestros clientes, ofreciendo gran variedad de tamaños y niveles de resistencia climática. Incorporando todo tipo de accesos y muelles de carga. Espacios adaptables y modulares que tanto pueden usarse de manera temporal como permanente, para facilitar a nuestros clientes un crecimiento y decrecimiento tan sostenible y viable como el material que manejan.

Espacios logísticos para empezar a trabajar ya